La falta de atención, enfoque  es un problema común de muchos líderes y aunque no es algo nuevo, el ritmo más  acelerado de cambio al que estamos expuestos lo ha convertido en un gran reto que es clave superar si se quiere ejercer con éxito el liderazgo.

 

Nuestras organizaciones están sometidas a nuevos y complejos retos  y estamos conectados las veinticuatro horas del día los siete días de la semana a tecnología que nos provoca una sobrecarga de información generadora de ansiedad, y una sensación de desconexión que puede desbordarnos y aislarnos.

  

¿Qué es mindfulness?

 

Mindfulness, también conocido como atención plena o conciencia plena, es una actitud de prestar atención a los acontecimientos de la vida en el momento presente con aceptación e interés en lo que está sucediendo.

 

Si aspiramos a liderar a otros, es esencial primero liderarnos  y en ello mindfulness o atención plena juega un papel importante.

 

Pero, ¿qué es un líder consciente?

 

Como dice Marturano, Janice en Mindfulness en liderazgo:

El líder consciente encarna la presencia en el liderazgo cultivando el enfoque, la claridad, la creatividad y la compasión hacia los demás.

 

Y está demostrado que todas estas cualidades se mejoran con la práctica de mindfulness.

 

Necesitamos líderes conscientes, capaces de motivar, inspirar , integrar y alinear a todo el equipo hacia un objetivo compartido. Líderes resilientes y capaces de gestionar la adversidad, que se vence sabiendo poner el foco en lo que se tiene y se puede hacer y cultivar la atención plena es indispensable para ello.

 

Para comprender que es un líder consciente, podemos aludir a algunas ventajas que aporta el estar atentos:

 

·      Mejora la escucha activa

·      Más serenidad y mejor gestión de estrés

·      Mejora capacidad para gestionar los cambios e incertidumbre

·      Más calma para tomar de decisiones

·      Mejora la regulación emocional

 

Necesitamos líderes conscientes para gestionar con éxito equipos y organizaciones en escenarios que varían rápidamente como una pandemia, un marco político inestable, la acelerada digitalización de las compañías… Y la buena noticia es que esta capacidad de estar presentes y encarnar una presencia en el liderazgo tan necesaria se puede entrenar.

 

Esther Fernández

Consultora-Coach de negocios

Experta en Mindfulness para el liderazgo y estrés

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − once =