“Casi todo vuelve a funcionar si lo desconecectas un momento, incluso TÜ”

 La técnica STOP es una técnica de mindfulness que te puede ayudar a calmar tu mente, tomar las riendas de la situación, recuperar energía, concentración o gestionar  mejor tus emociones.

Es una práctica  fácil, que no te llevará más de dos o tres minutos y que puedes hacer  en cualquier momento y lugar (en tu mesa, en en tu casa, en el coche, caminando…).

Consiste en  4 sencillos pasos que comprenden cada letra de la palabra STOP:

 

Stop:  Para. Deja todo lo que estés haciendo.

Tómate un respiro: respira lenta y profundamente tres  veces, siente la respiración entrando y saliendo de la nariz, prolongando la exhalación…

Observa: Observa como está tu cuerpo (tensión, temblor, dolor…),tus emociones/sentimientos (triste, irritado, enfadado, con miedo),  y tus pensamientos.

Procede: Sigue con lo que estabas haciendo, llevando esta actitud amable con consciencia y  paciencia.

 

Te invito a que pruebes esta técnica.

Cuando te sientas estresad@, practica el STOP.

Cuando dudes, para

Cuando te enojes, para

Cuando te sientas saturad@, para

Cuando te sientas dispers@, para

 

 

Esther Fernández

Consultora Coach

Experta en Mindfulness y Liderazgo

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × cuatro =