El liderazgo afecta a las personas. Esto lo sabemos todos. Es obvio. Pero lo curioso es que pasamos por alto, habitualmente, el impacto en la salud mental.

Según un nuevo estudio realizado por The Workforce Institute en UKG que incluyó a 3400 personas en 10 países, para casi el 70 % de las personas, su gerente tiene más impacto en su salud mental que su terapeuta o su médico, y es igual al impacto de su pareja. 

De ahí la importancia de un enfoque del liderazgo basado en un impacto más positivo en el bienestar mental. Y no sólo por razones humanas, prestar más atención a la salud mental en la empresa también se traduce en un impacto positivo en sus resultados. Cuando las personas tienen una salud mental positiva, el 63 % dice que está comprometida con su trabajo y el 80 % dice que está llena de energía. Y este impacto en la empresa también influye en la sociedad. Podríamos decir que es como un círculo virtuoso.

Estrés

También hay un gran impacto del líder en el estrés. Según el estudio, el 43% de los empleados informan que están agotados y el 78% dice que el estrés afecta negativamente su rendimiento laboral. Otros aspectos de la vida también se ven afectados, ya que el 71 % dice que el estrés en el trabajo incide negativamente en su vida hogareña, el 64 % dice que le resta bienestar y el 62 % dice que degrada sus relaciones.

 

Liderazgo saludable

En los últimos años, han emergido nuevas teorías de liderazgo. Entre estas y relacionado con esto, podemos destacar el liderazgo saludable, que se basa en la premisa de que el líder no es una figura encargada únicamente de la gestión de personas y consecución de resultados, si no que, además, entre sus funciones se incluye la prevención de los riesgos psicosociales de su equipo.

Así, un líder saludable es aquel que, mediante ciertas prácticas de liderazgo, motiva a sus equipos, fomenta la productividad, favorece un buen clima laboral y la cohesión entre sus miembros pero que, sobre todo, previene la aparición de problemas relacionados con la salud mental en los miembros de su equipo.

La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas.

Sigmund Freud

 

La investigación también encontró que un tercio de las personas dicen que su gerente no reconoce su propio impacto en el bienestar de los demás, es decir, no hay consciencia de su impacto perjudicial en muchos líderes.

El liderazgo saludable pasa por el autoconocimiento y la adecuada gestión emocional del propio líder. Los mejores líderes cuidan de su propia salud mental y también prestan atención a los miembros de su equipo, sintonizando, escuchando y demostrando empatía y compasión.

Afortunadamente, cada vez son más empresas, tanto pequeñas como grandes organizaciones, las que cubren esta necesidad de un liderazgo saludable. Durante muchos años se ha vivido con estilos de liderazgo que han sido poco saludables. Líderes autoritarios, inflexibles que han basado su poder en el miedo y los castigos con resultados nefastos en la salud mental de su equipo.

Está más que comprobada la relación que existe entre un tipo de liderazgo saludable y unos resultados excelentes. Pero no nos quedemos aquí, insisto en que hay que ir más allá y pensar en que el bienestar de las personas y de las organizaciones se traduce en bienestar para la sociedad.

Una inversión clave que debe hacer toda organización es en el cuidado de sus trabajadores. Más atención, más dedicación y más esfuerzo tanto en detectar a esos líderes perjudiciales para la salud como en desarrollar un liderazgo consciente y saludable.

La capacidad para desarrollar este estilo de liderazgo pasa por conocernos mejor y aprender a gestionar nuestras emociones. Y esto podemos desarrollarlo en las organizaciones con programas específicos donde se combina mindfulness o atención plena para elevar la consciencia  y coaching.

 

 

Esther Fernández

Consultora Coach experta en Mindfulness

Liderazgo, estrés y creatividad

Fuentes:

https://www.ukg.com/resources/article/mental-health-work-managers-and-money

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + nueve =