La semana pasada alguien importante para mí me recordó una gran reflexión y quiero dejarla aquí por si a alguien le inspira a pensar en lo más valioso.

James Patterson en su novela El diario de Suzanne señala con maestría donde están las prioridades de nuestro acto de equilibrar vida personal y profesional:

“Imagina la vida como un juego en el que estás haciendo malabares con cinco bolas. Las bolas se llaman trabajo, familia, salud, amigos e integridad. Las mantienes todas en el aire.

Pero un día te acabas dando cuenta que el trabajo es como una pelota de goma. Si la dejas caer, rebotará y regresará. Pero las otras cuatro bolas -familia, salud, amigos e integridad- son de cristal. Si dejas caer una de estas, irrevocablemente se rayará, se agrietará o incluso se hará añicos”.

El fragmento es de un libro que os recomiendo: Lo único, Gary Keller.

Tengamos presente el equilibrio cuidando lo más valioso.

 

 

Esther Fernández

Consultora Coach

Experta en mindfulness liderazgo y estrés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 14 =