En un mundo donde la juventud parece ser un requisito fundamental para el éxito, la historia de Anna Mary Robertson Moses, más conocida como «Abuela Moses», brilla como un faro inspirador de determinación . A pesar de no haber comenzado su carrera artística hasta una edad avanzada, la Abuela Moses demostró al mundo que nunca es tarde para perseguir tus sueños y dejar una huella imborrable en la historia del arte, por ello no podía faltar en este apartado del blog «Absolute Beginners» dedicado a los principiantes que inician más allá de los cincuenta.

Nacida en 1860 en una pequeña granja en Nueva York, la abuela Moses llevó una vida sencilla y trabajadora. Su infancia y adolescencia estuvieron marcadas por la dura labor en el campo y las responsabilidades familiares. A medida que envejecía, se convirtió en esposa y madre, dedicándose por completo a su familia. Sin embargo, nunca perdió su amor por la naturaleza y la belleza que la rodeaba.

Fue a la edad de 76 años cuando la abuela Moses tomó el pincel por primera vez. Su enfoque inicial fue la pintura de escenas rurales, en particular las que grababa de su infancia en la granja. Sus obras se caracterizaban por colores vivos y un estilo primitivo que a menudo se consideraba «naif». Poco a poco, su talento se hizo evidente, y sus pinturas comenzaron a llamar la atención de la comunidad artística.

A medida que envejecía, la  abuela Moses se convirtió en un icono del arte estadounidense. Sus cuadros evocaban una nostalgia por una América rural que estaba desapareciendo rápidamente. Sus exposiciones se hicieron populares en todo el país, y sus obras se vendieron a precios significativos. A pesar de su fama tardía, nunca perdió su humildad ni su sencillez.

La vida de Abuela Moses es un poderoso recordatorio de que nunca es tarde para perseguir tus pasiones y lograr el éxito. Su historia inspira a personas de todas las edades a seguir sus sueños, sin importar lo inalcanzables que puedan parecer.

En última instancia, la vida de la abuela Moses es un recordatorio de que la edad no define nuestro potencial ni nuestras capacidades. Al seguir nuestros sueños con pasión y determinación. A continuación, algunas lecciones que podemos aprender de la vida de Abuela Moses

  1. Persistencia y determinación :  enfrentó obstáculos y desafíos a lo largo de su vida, pero nunca dejó de buscar lo que amaba. Su dedicación a la pintura le permitió superar la adversidad y triunfar.
  2. Nunca es tarde para aprender : aunque comenzó a pintar a una edad avanzada, la abuela Moses demostró que la pasión y el deseo de aprender no tienen límites de edad. Si tienes un sueño o un interés, no dudes en seguirlo, independientemente de tu edad.
  3. La belleza en lo cotidiano : encontró inspiración en las experiencias de su vida cotidiana. Valoró la simplicidad y la belleza de la vida rural, recordándonos que la inspiración puede encontrarse en cualquier lugar.
  1. El impacto del amor y la dedicación : a lo largo de su vida demostró que el amor y la dedicación a una pasión pueden trascender las barreras del tiempo y del espacio. Su amor por la pintura la llevó a crear obras que aún hoy resuenan en el corazón de las personas de todo el mundo.
  2. Inspiración para las generaciones futuras : su legado va más allá de sus pinturas; es una fuente inagotable de inspiración para las generaciones futuras. Su historia nos enseña que nunca debemos subestimar el poder de nuestros sueños y que cada etapa de la vida tiene algo valioso que ofrecer al mundo.

En este sentido, el coaching puede ser una buena herramienta  para aquellos que desean emprender un nuevo camino en cualquier etapa de la vida. Un coach puede ayudarte a descubrir tus pasiones, establecer metas claras y diseñar un plan para alcanzar tus sueños. Al igual que Abuela Moses, puedes encontrar inspiración en la belleza de lo cotidiano y aprender a ver oportunidades donde otros ven obstáculos.

Así que, la próxima vez que te sientas tentado a pensar que es demasiado tarde para seguir tus sueños, recuerda a Abuela Moses y su viaje inspirador. Nunca es tarde para pintar tu propio camino hacia el éxito y la realización personal. Con determinación, pasión y la guía adecuada, puedes superar cualquier obstáculo y lograr tus metas, sin importar cuántos años hayan transcurrido. La vida es un lienzo en blanco, ¡así que toma tus pinceles y comienza a pintar el futuro que deseas!

 

 

Esther Fernández

Consultora, Coach y Formadora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 18 =