Vivimos en un mundo acelerado donde prima la inmediatez, las prisas … el estrés. Nos falta tiempo. Nos quedamos atrapados en los hábitos y en la reactividad que nos hacen estar distraídos, desconectados, estresados…  ¿Es posible tener más equilibrio y serenidad?

Sin equilibrio, todo se tambalea, tanto a nivel personal como profesional y nos afecta a la salud.

Actualmente existe la posibilidad de poner en marcha prácticas y herramientas que nos aportan un mayor bienestar personal y en el trabajo, una mayor calma y satisfacción e incluso una mayor productividad y creatividad y una mejora de las relaciones.

Mindfulness (o Atención Plena o Atención Consciente) es prestar atención a lo que surge en el momento presente, ser más consciente de ti mismo, de tu propia experiencia directa interna (pensamientos, emociones, sensaciones), del mundo que te rodea y de los demás.

“Atención plena significa prestar atención de una manera determinada: de forma deliberada, en el momento presente y sin juzgar. ”(Kabat-Zinn, 2013)

El adiestramiento mental en mindfulness desarrolla la capacidad de centrarnos en forma ecuánime y no reactiva, en el presente observando nuestra experiencia instante tras instante.” (Goleman, 2013, Focus).

 

Presenta los siguientes cinco beneficios, entre otros:

  • Ayuda a gestionar el estrés y la ansiedad
  • Favorece la creatividad
  • Desarrolla la inteligencia emocional
  • Aumenta la concentración
  • Mejora la memoria

A menudo se dice que los estados de ansiedad y depresión provienen de nuestras formas de pensar: si estamos ansiosos, estamos pasando demasiado tiempo pensando en el futuro y si estamos deprimidos, estamos rumiando con demasiada frecuencia sobre el pasado.

Si analizas el tiempo que pasas a lo largo del día en el pasado o el futuro puede sorprenderte. La atención plena, básicamente, es la práctica de estar completamente presente en cada momento con una actitud receptiva, curiosa y abierta hacia la experiencia que estás teniendo. Contemplas cada momento como un nuevo comienzo, una nueva oportunidad.

“Si quieres conocer el pasado, entonces mira tu presente que es el resultado. Si quieres conocer tu futuro mira tu presente que es la causa» Buda

 

Todos podemos regresar a un estado de salud física y claridad mental a través de sencillas prácticas que avala la ciencia. Practicar la atención plena es una puerta a nuevas formas de ser, a un aumento de la claridad y como hemos visto, y seguiremos desarrollando en este blog, a numerosos beneficios avalados por la ciencia.

 

Esther Fernández

Profesora de Mindfulness

& consultora coach

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + dos =